DEPORTESFeatured

Resumen y goles del Leipzig


El pasado 18 de agosto Leipzig y PSG se vieron las caras en Lisboa en las semifinales de la Champions y salió trasquilado (0-3) el equipo alemán. El morbo, por lo tanto, estaba servido, aunque diluido por las ausencias de Neymar y Mbappé por lesión. El triunfo de hoy no conseguirá hacer olvidar a Nagelsmann esa noche fatídica, pero sirve de bálsamo y mete de paso a los energéticos en la lucha por la clasificación. La otra cara de la moneda son los ‘rouge et bleu’, que se meten en un verdadero lío a la espera de que vuelvan sus dos estrellas al rescate. Di María adelantó a los galos en la recta inicial, pero Nkunku y Forsberg, de penalti, dieron la vuelta al marcador. Hay vida más allá de Ney y Mbappé pero no es vida.

11/04/2020

Actuar. el 05/11/2020 a las 00:53
CET


Alba López

LEI

PSG

Leipzig

Gulácsi; Orban, Upamecano, Konaté; Mukiele (Henrichs, 64 ‘), Haidara (Adams, 76’), Nkunku, Angeliño; Dani Olmo (Poulsen, 64 ‘), Forsberg (Kluivert, 76’); Sabitzer (Kampl, 90 ‘).

PSG

Keylor Navas; Florenzi (Rafinha, 84 ‘), Danilo, Kimpembe, Kurzawa (Bakker, 74’); Ander Herrera, Marquinhos, Gueye; Di María, Kean, Sarabia (Kehrer, 74 ‘).

Goles

0-1 M. 5 Di María. 1-1 M. 41 Nkunku. 2-1 M. 56 Forsberg, de penalti.

Árbitro

Danny Makkelie (Países Bajos). TA: Upamecano (15 ‘), Konaté (25’) / Kimpembe (19 ‘) Kurzawa (68’), Gueye (2A, 69 ‘) y Kimpembe (2A, 95’).

Incidencias

Red Bull Arena. A puerta cerrada.

Tuchel se vio obligado a recurrir al español Sarabia para completar el tridente ofensivo junto a Kean y Di María, quien llegaba al duelo entre algodones e hizo de tripas corazón para tratar de ayudar a su equipo. Fue una decisión arriesgada, aunque acertada a tenor de los acontecimientos. Cinco minutos necesitó el Fideo para batir la meta de Gulácsi. Upamecano, que ha sonado para todos los ‘grandes’ este verano pero lleva una temporada desastrosa, regaló un balón a Kean cerca del área y éste habilitó a ‘Dima’ con un toquecito delicioso que dejó al argentino mano a mano con el portero del Leipzig.

Una de cal y otra de arena, porque al cuarto de hora el propio Di María falló el penalti que pudo inclinar la balanza definitivamente del lado parisino. La había vuelto a liar Upamecano con unas manos ‘involuntarias’ que antes del VAR quizás no se hubieran señalado, pero ahora no admiten perdón. Cosas del fútbol moderno, como el hecho de que en la alineación del Leipzig tan solo figurara un jugador alemán por cuatro fanceses, mientras que en el PSG únicamente había dos futbolistas galos. Entre medio, Keylor había evitado el empate del equipo de Nagelsmann con dos paradas a bocajarro a disparos de Haidara y Angeliño.

HARAKIRI ‘ROUGE ET BLEU’

El duelo estaba más vivo que nunca. Sin embargo, se fue apestalando a medida que nos fuimos acercando al descanso. Dani Olmo se encuentra perdido en la posición de ‘falso nueve’ y sin una referencia fija arriba a causa de las bajas el Leipzig era un gatito en el lugar del toro rojo a que nos tiene acostumbrados. Aun así, consiguió en una acción aislada igualar el encuentro con un disparo raso de Nkunku desde el balcón del área. Antes, el colegiado había anulado dos goles a Kean y Di María pobre fuera de juego.

El PSG culminó su harakiri particular en la recta inicial de la segunda parte, cuando Kimpembe abrió los brazos en exceso dentro del área e invitó a Danny Makkelie a indicar la pena máxima, aprovechada por Forsberg para dar la vuelta al marcador. Casi sin querer, el Leipzig había conseguido tomar la delantera ante los ‘rouge et bleu’, quienes por aquel entonces ya eran un mar de dudas.

El juego del gato y el ratón terminó fatal para el PSG, con Gueye en la caseta tras ver su segunda cartulina amarilla y Tuchel desquiciado en la banda. Malos tiempos para el técnico de Krumbach, quien esta vez perdió la partida contra su discípulo.

.

TE INTERESA>>  No siempre tienes que ser una buena chica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba