DEPORTESFeatured

El Barcelona hace historia en la Libertadores


Lo del Barcelona es para sacarse el sombrero. El homónimo ecuatoriano del Barça ha vuelto a hacer la proeza de colarse en las semifinales de la Copa Libertadores de América, como ya lo hizo en 2017.

El equipo de Guayaquil eliminó al Fluminense en los cuartos de final (2-2 en el Maracaná y 1-1 en Ecuador) e impidió el posible pleno brasileños en las semifinales. Ahora le espera un cruce durísimo con el Flamengo, que cuenta con el mejor 11 titular del continente, pero con la ventaja de decidir el segundo encuentro en casa. En la otra eliminatoria, el Palmeiras, vigente campeón, se medirá al At. Mineiro, actual líder del Brasileirao y que cuenta con una plantilla de cinco estrellas a la cual se le acaba de unir Diego Costa.

El Barcelona se ha hecho un hueco al lado de los tres equipos brasileños financiera y deportivamente más potentes del continente. Su rival, el Flamengo mantiene la columna vertebral que le ganarán la Libertadores en 2019 y enlazar dos ligas brasileñas. Gabigol es el artillero de la competición continental con 10 goles. Y con Renato Portaluppi en el banquillo, los cariocas han vuelto a recuperar la alegría ofensiva.

El Palmeiras, gracias a la aportación de un patrocinador-mecenas, vive una etapa dorada: ganó dos veces el Brasileirao (2016 y 2018), su segunda Libertadores (2020) y la Copa do Brasil (2020). El técnico portugués Abel Ferreira ha montado un equipo muy solvente y vuelve a contar con el talento de Dudú, repatriado del fútbol qatarí. Su partido de vuelta de cuartos de final contra el Sao Paulo de Dani Alves (3-0) refleja que vuelve a recuperar sensaciones.

Y el At. Mineiro es el equipo del año en Brasil y en Sudamérica. A la base dejada por Jorge Sampaoli se sumaron refuerzos que marcan al diferencia como el de Casco. Y Cuca, finalista el año pasado con el Santos, ha encontrado la tecla táctica para un equipo que juega descaradamente al ataque y que viene de eliminar el Boca Juniors y el River Plate.

EL MILAGRO DEL BARCELONA

En 2017 la Copa Libertadores alargó su formato tradicional y pasó a jugarse a lo largo de los dos semestres del año, premiando, de esta manera, los clubes más solventes capaces de mantener sus plantillas y no ser desmontadas al final de la ventana de contrataciones de mitad del año. Y claro, el dominio del eje Brasil-Argentina se acentuó copando todos los títulos posibles.

Y en este escenario, el Barcelona tiene el titánico mérito de haber sido el único equipo que no forma parte de las dos superpotencias continentales en estar en unas semifinales. Lo logró en 2017 y ahora en 2021. Es un premio a la constancia y escenifica la evolución del fútbol ecuatoriano.

El equipo de Guayaquil saborea su momento. «Estamos aquí entre los mejores, entre los cuatro mejores equipos de América y ahora jugaremos con una potencia del continente como es el Flamengo, que, para mí, es el mejor que hay en la competición», asegura el técnico argentino, Fabián Bustos. «Tendremos un poco más de tiempo para trabajar, ya que las semifinales serán en septiembre, sabemos que tenemos mucho a mejorar», apuntó.

.

TE INTERESA>>  El Real Madrid vuelve a preguntar por Federico Chiesa, descontento en la Juventus de Turín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba