DEPORTESFeatured

Cuatro jugadores (con nombres y apellidos) que se alegran de la marcha de Griezmann al Atlético


Antoine Griezmann no cayó de pie en el FC Barcelona. Su fichaje ya creó controversia antes de llegar a la ciudad condal. Y su salida ha sido un alivio para algunos de los pesos pesados ​​del conjunto culé.

El ex agente del delantero francés Éric Olhats descrito esta animadversión en una entrevista para ‘Fútbol de Francia’, en la que asegura que compartir vestuario con Messi era como “el régimen del terror”.

“O estás con él, o estás contra él”, apuntó refiriéndose a Messi. Además, recordó que “Antoine llegó a un club con graves problemas donde Messi lo controla todo ”y que Leo“ no vio la llegada de Antoine con buenos ojos ”. Yes que, por qué no decirlo, también porque a quién quería Messi ese verano era a Neymar, no al galo.

Leo Messi y Antoine Griezmann
Leo Messi y Antoine Griezmann

Griezmann no entra bien en el vestuario culé

Pero Messi no era el único que vio con malos ojos la llegada de Griezmann. En realidad era una sensación que compartían varios jugadores.

El documental ‘La Decisión ‘ en el que rechazó al Barça fue considerado por varios jugadores como un menosprecio al grupo ya la entidad culé, después de que estos le abrieran las puertas del vestuario públicamente.

Cuatro pesos pesados ​​se alegran de la salida de Griezmann

Y entre los que más se alegran de que Griezmann haya hecho las maletas figuran Gerard Piqué, Jordi Alba, Sergio Busquets y Sergi Roberto. Cuatro jugadores que, en parte, han tenido que bajarse el sueldo por los altos emolumentos de Griezmann que no dejaban inscribir a otros jugadores en la plantilla de este curso. Futbolistas que respiran aliviados, pues la salida del galo significará que, al menos por el momento, no tendrán que bajarse más la ficha.

El que no se alegrade que Griezmann se haya ido es Samuel Umtiti. El defensa francés, del que se cuenta que anda ofendido por los silbidos de la afición y gimoteando por los despachos del Barça, se ha permanecido sin una referencia a la que agarrarse para seguir justificando un sueldo que no puede hacer otra cosa que avergonzarle.


TE INTERESA>>  Cómo "emocionar" tu matrimonio, con el psicólogo Eli Finkel

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba